domingo, 17 de abril de 2011

Cancer de mama

En el 80% de los casos es asintomàtico y se presenta esporàdicamente. La mamografìa y el autoexamen ayudan en su detecciòn temprana. Mientras en los paises desarrollados, como Estados Unidos, el càncer de seno muestra una reducciòn sifnificativa, en las naciones en vìas de desarrollo, el incremento de casos està a la orden del dìa.


No da señales. Ahora bien, es importante decir que el càncer de mama es asintomàtico, es decir que no presenta sìntomas ni dolor, y ademàs, "en el 80% de los casos, se presenta de forma esporàdica y no hay antecedentes familiares de ningùn tipo", sostiene el Doctor Carlos Duarte, cirujano òncologo mastòlogo, del Instituto Nacional de Cancerologìa en Colombia.

Esto podrìa influir en el alto ìndice de decesos por la enfermedad, debido a que cuando la paciente se acerca a consulta, su estado puede ser muy complicado y de difìcil manejo.


Precisamente, pensando en la detecciòn temprana, el Instituto de cancerologìa està realizando un estudio piloto en cinco ciudades principales del paìs, entre ellas Bogotà, en el que se trabaja para que los galenos hagan un examen juicioso a sus pacientes.


"Ya tenemos un grupo de mèdicos entrenàndose para diagnosticar càncer de mama y se ha logrado duplicar la detecciòn en las mujeres que han sido atendidas por ellos, comparado con los que no se han entrenado", indicò el Doctor Duarte, especialista en càncer.


Cuando se detecta la enfermedad puede presentarse un momento de angustia, pero la calma serà su mejor alidado. Permita que sea el especialista quien la oriente sobre el tratamiento màs adecuado.


¿Què lo origina?


No se conoce una causa concreta y definida del origen del càncer de mama, como si sucede con el cuello uterino, del cual se pueden enumerar algunos factores de riesgo, como la infecciòn por el Virus del Papiloma Humano (VPH). "Ademàs, se debe decir que el càncer de seno es multifactorial, es decir, que puede aparecer por variados aspectos como el estilo de vida cada paciente, grupo familiar o ètnico hasta los factores genèticos que son propios de cada mujer, pasando por factores hormonales, la ingesta excesiva de grasa e, inclusive, factores exògenos (externos), como el consumo de hormonas o, en algunos casos, la lactancia, pero como tal, no se puede adjudicar a uno y otro factor.


"Estudios indican que tener hijos por debajo de los 20 años disminuye la posibilidad de padecer de este càncer, pero como las costumbres han cambiado, ahora las mujeres apalzan hasta los 30 o 35 años su maternidad, lo cual podrìa haber disparado la incidencia de la enfermedad", sostiene el oncòlogo Sànchez. Lo importante es estar atento y tener conciencia de que el càncer se puede presentar.

La regla: Prevenciòn.


Definitivamente, la mamografìa es el mètodo por excelencia para la confirmaciòn de la presencia del càncer. "Con ella se logra disminuir los decesos, por este tipo de càncer, en un 30 por ciento, pues permite detectar tumores de 3 a 5 milìmetors, y aunque en ellos existan millones de cèlulas cancerìgenas, la posibilidad de cura es del 95 por ciento. En cambio cuando hay tumores de 2 a 4 centìmetros, que se detectan porque ya en la simple palpaciòn se perciben, los ìndices de curaciòn descienden dramàticamente, y se alcanza solo del 30 al 40 por ciento de mejorìa", comenta el oncòlogo Sànchez.


Es asì, como en paìses como los E.E.U.U., los ìndices de curaciòn son muy altos, pues sus programas de salud realizan tamizajes constantes de la enfermedad y su diagnòstico es muy efectivo. En el caso de Colombia, la ley apoya la toma de mamografìas a partir de los 40 años y luego, cada dos, lo que sumando a campañas y acciones oportunas de las EPS, han logrado una mayor detecciòn. Pero, aùn existen muchos grupos poblacionales que carecen de una atenciòn oportuna e informaciòn pertinente.


Tratamientos personalizados. Cada mujer es un caso especial y el tratamiento a seguir depende del estado en que se detecte la enfermedad que, en general, se hace a travès del lenguaje TNM(Tumor-N/Ganglios y Metàstasis), que sirve tanto para el pronòstico como para el tratamiento.


Se ha establecido cuatro estados: En el uno se ubican los cànceres màs pequeños, los cuales a los 10 años de haber sido detectados, casi en el ciento por ciento, las mujeres siguen su vida normal; en el estado dos està los localmente tempranos; en el tres, los localmente avanzados y en el cuatro, los cànceres metastàticos, cuya probabilidad de mejorìa es mìnima. En ellos probablemente a los 10 años de su detecciòn, ninguna de las pacientes viva", confirma Sànchez.


Dependiendo de esa clasificàciòn, los oncòlogos determinan el procedimiento a seguir, entre los cuatro pilares de atenciòn: cirugìa, radioterapia, quimioterapia y la hormonoterapia, y hoy se cuenta con una quimioterapia biològica especial, entre ellas las "target"(blanco), que atacan un segmento especìfico de la cèlula cancerosa y disminuyen su crecimiento.


Compartir: Bookmark and Share